Casco:

CASCOS DEL SIGLO XX

ESP 05B

Mº M-I USA Paracaidista

          ESPAÑA

Colección: Joseba Revuelta   http://www.cascoscoleccion.com

Estado Español.


Denominación: Casco americano.

Ficha: 1/5

Proyecto:   Fabricado: Años 40.
Destinos: Paracaidistas y unidades especiales. Distribuido: 
Guarnición: Original española derivada de la del M-I. Periodo:  Años 50/70
Barboquejo: En "V", mas mentonera desdoblada. País de origen: Estados Unidos.
Distintivo:  Carece (era frecuente marcarlos interiormente). Variante: Adaptación de M-1 USA.
Mimetización: Fundas miméticas. Material: Acero.
Características: Las del M-I US. Peso:  
Otros: Talla:  Única.
Balística: La del M-I US. Color:   Verde oliva original.

La resolución apropiada para la correcta visualización de esta Web es de: 800 x 600 píxeles.

The appropriate resolution for the correcta visualization of this Web is of: 800 x 600 pixels

El 23 de febrero de 1.954 figura como la fecha oficial del nacimiento del paracaidismo militar en España, integrado en el Ejército de Tierra. Pero para que llegar a ese momento hubo de producirse una serie difíciles etapas hasta su culminación.

Supuesto Táctico del sábado 5 de junio de 1954. El pie de foto dice: "... los soldados paracaidistas se lanzan a la conquista de los objetivos propuestos...". El Jefe del Estado y el Generalísimo Trujillo, presidente de la República Dominicana fueron testigos de excepción del ejercicio en el Campo de Maniobras de Carabanchel.

 

Desde anticuados aviones procedentes de la 2ª Guerra Mundial, los nuevos paracaidistas efectuaban los saltos con gorros de vuelo, de piel. 

 

La Brigada paracaidista desfilando en Madrid con motivo del Día de la Victoria, el 1 de abril de 1954, con equipo de salto, con cascos de tejido y corcho.

A partir de abril de 1.948 se reciben los nuevos gorros "chichoneras" de corcho, forrados de tela, de tipo británico, que bastante tiempo después estarán confeccionados con nuevos materiales tipo Foam, que los aligerarán de peso, pero sin alterar su diseño. Sería el 23 de enero de ese año de 1948 cuando en Alcantarilla se efectuó el primer salto como ejercicio militar en España  (el capitán Echevarría y los tenientes Mosquera y Villalain. El capitán Echevarría pertenecía al grupo que, junto al capitán Salas y el teniente Alario, se había iniciado en los saltos en Argentina).

Sólo seis año después, ya se contabilizaban realizados 14.000 saltos en Alcantarilla y  11.933 en Alcalá.

Aún no estaba previsto un casco para el combate en tierra, después del salto. (A)

Paracas españoles saltando protegidos por las primitivas "chichoneras" del tipo Rubber Bungy inglesas

 
 
 

Versión española de la chichonera utilizada por los paracaidistas

 

Durante algún tiempo las nuevas tropas paracaidistas carecieron de un cascos específico, pero se recurrió los cascos italianos Mº 33 del que se contaba con algunas reservas, particularmente en Aviación. Los cascos permitieron presentar a estas unidades en algunos desfiles.

 

Tropas paracaidistas españolas desfilando ante el generalísimo Franco a principios de los años 50, equipadas con cascos italianos Mº 33.

 

Se llegó a disponer de algunos cascos Mº 26, veteranos de la Guerra Civil, pero eran inútiles para saltar (también los Mº 33 italianos) y no llegaron a utilizarse

Paracaidistas españoles según los recortables de la época.

 

No será hasta 1.957, en plena guerra colonial de Ifni, cuando los paracaidistas españoles cuenten con un casco de salto y combate, en acero, el Mº M-I de procedencia norteamericana. (**)

Fue como consecuencia de los convenios firmados con Estados Unidos a partir de 1.953, cuando el Ejército Español recibió algunas remesas de viejos cascos M-1 procedentes de la 2ª Guerra Mundial.

Primer águila de los paracaidistas del Ejército de Tierra, con el emblema de la Infantería.

 

Como es norma habitual en los contratos de cesión o "depósito" de equipos y material de guerra por parte de Estados Unidos (vieja política de préstamos y arriendos) la mayor parte de los cascos recibidos se hallaban deteriorados por el uso, en particular las primeras remesas compuestas por los más veteranos M-I 41 (se trataba de cascos desechados por el ejército norteamericano) que habían soportado toda la 2ª Guerra Mundial y la de Corea.

Prácticas de auxilio en campaña. Los cascos M-I de origen norteamericano presentan calcas de su nueva unidad (posiblemente la 2ª Bandera Roger de Lauria).

 
 

Los cascos M-I fueron destinados, además, a la Infantería de Marina (en periodo de reorganización) que junto con las Banderas Paracaidistas formarán el embrión de las futuras tropas de intervención rápida).

 

Prácticas de instrucción individual de combate de paracaidistas con casco M-I mostrando la calca de la unidad en el lado izquierdo.

 
 

Para este otro cuerpo la solución para guarnición y barboquejos sería diferente (Ver Casco Español M-I Infª Marina).

Paracaidista embarcando durante unas maniobras en Brunete, a principios del verano de 1957, equipado con casco M-I US (posiblemente el primer salto efectuado con casco de acero). Foto: M. Borrull

 
 

Con posterioridad llegaron partidas de los más modernos M-I A1.Las partidas destinadas a los paracaidistas carecían de barboquejos idóneos ya que raramente entre las remesas recibidas se encontraron cascos M-I C, especiales para esa finalidad.

 

Paracaidistas españoles en 1.958, desfilan equipados con cascos norteamericanos M-1, tras su regreso del Sahara.

 

En consecuencia se debió acondicionarlos  en España adaptándoles un nuevo sistema de barboquejos. El material elegido será tejido sintético verde de gran consistencia.

El barboquejo del casco constaba de dos piezas remachadas a las anillas basculantes. La más corta llevaba una hebilla de bucle que permitía un ajuste sencillo pero aceptable.

 

En el sotocasco, cuando el deterioro así lo aconsejaba, se sustituyó la guarnición original por una de similar diseño, con nuevo material más fuerte y un zuncho para la sudadera que reproduce el modelo norteamericano, de tipo Riddell ajustable con lazo. Pero se coloca en distintos remaches, de forma que la sudadera quedará más paralela a la base del casco. (C)

Ajuste de los barboquejos del casco.

 

Ello es debido a que se sustituye la nuquera por una reforzada situada más baja.

De tejido más fuerte que el original, se ajustará con tres hebillas de bucle.

Nuquera y su nuevo ajuste lateral.

 

Las laterales, sujetas por una tira remachada, fueron reemplazadas por otras más rezagadas, con lo que la nuquera quedó más tensada.

Los sotocacos de las primeras partidas recibidas aún conservaban el estrecho barboquejo de cuero marrón y presentaban el orificio frontal de aireación.

Las tiras en "V" se fijan mediante fuertes remaches (se aprecian las hebillas previstas para la nuquera.

 
 
 

A estos viejos sotocascos, que raramente correspondían al  M-IC, se aplicaron dos tiras en "V" a cada lado para soportar unas hebillas en la línea de los cascos norteamericanos.

Pero aquí las hebillas fueron de bucle, ya que la pieza del barboquejo que soportaba la mentonera desdoblada se ajustaba tensando los extremos sobrantes en los laterales.

Nueva distribución de remaches y presencia de la nuquera.  
 

El material era de fuerte tejido sintético caqui-verde de 12mm.

 

La presión de los dos tipos de barboquejo se complementaban, consiguiéndose una adecuada fijación de cascos y sotocasco, sin balanceo, soportando cualquier posición en caída del paracaidista.

 

Las unidades solían pintar internamente con una mancha de color que identificara sus cascos (bajo la visera del sotocasco, del casco M-I representado en las fotografías principales de esta ficha, se puede apreciar una mancha en color azul).

 

Sotocasco con mancha roja perteneciente a la 6ª Cia.

Se utilizaron placas "A" para sujetar el zuncho de la guarnición al casco.

   

En algún caso, otra ligera línea de color bajo el junquillo de la visera del casco de acero completaba el marcaje (el casco de las fotos muestra una línea roja).

Caballeros Legionarios Paracaidistas, cubiertos con cascos M-I, embarcan en un DC-3 en los años 70/80, para efectuar una exhibición sobre el nuevo CIR 11, de Gamarra (Álava). Las exhibiciones formaban parte de las campañas de captación de voluntarios para el paracaidismo militar.

 

Pronto se evidenció la necesidad de dotar a estos cascos de una funda de camuflaje. Existió un modelo inicial, de fabricación nacional,  específico para el Escuadrón de Paracaidistas del Ejército del Aire. 

Pero no estaría presente en el bautismo de fuego de estos cascos en los territorios africanos de Ifni.

Mas tarde se distribuyeron otras fundas Camo reversibles, con colores verdes (Primavera) y ocres (Otoño) también de factura española.

Funda reversible, Primavera-Otoño.

 
 

El Será precisamente durante la heroica actuación de las tropas paracaidistas en la guerra de Ifni, cuando estos cascos recibirán su bautismo de fuego (coincidente con el de los otros casco españoles Mº "Z" 42).

 

Emblema paracaidista colocado en la boina negra, que junto con las hombreras del mismo color, es característica del cuidado uniforme de los Caballeros Legionarios Paracaidistas. Será bimetal (plateada y bronce, hasta 1986) (B)

   

En Ifni y Sahara los cascos M-I fueron dotados de una red para facilitar el camuflaje.

Paracaidistas españoles en Ifni con cascos M-I, red y camuflaje.  
 
 

Emblema boina en un único metal dorado desde 1986.

 

Sobre la utilización del casco de acero durante las operaciones en África Occidental, que había sustituido muy recientemente al casco "chichonera" (que también estuvo presente en Ifni), existían unas normas muy rígidas, que obligaban a su utilización permanente durante las prolongadas marchas, debido a la constante presencia de tiradores emboscados, lo que agravaba las penosas condiciones de aquellas jornadas bajo los rayos del sol del desierto.

 

Paracaidistas se fotografían rodeando la actriz Carmen Sevilla  en Ifni en 1957. En sus boinas lucen las águilas que aún incluía el emblema de Infantería.

 

2ª Patrulla del Curso 295 del E.T., Enero 1979. Escuela Militar de Paracaidismo "Méndez Parada", Alcantarilla, Murcia. Avión de salto AVIOCAR-CASA-212. Paracaídas T-12 INTA

 

En el documentado y ameno libro de A. Bosque "Guerra de Ifni 1957-1958" (de lectura imprescindible para los interesados en este tema) entre las interesantísimas fotografías que lo ilustran, se puede ver una de un paracaidistas cubierto con un casco de acero Mº M-I con una calcomanía o pintura en el costado izquierdo de dicho casco. El pie de foto dice: "...en el casco es visible el escudo de la II Bandera Paracaidista".  

 

Lamento no poder ofrecer una muestra de estas calcomanías. Además carezco de datos contrastados sobre estos escudos de identificación. 

Pero estaba basado en la bandera de rayas oblicuas de la Unidad.

Ver también: Casco español Mº MARTE 04 BRIPAC.

  Estandarte de la  2ª Bandera Roger de Lauria

Paracaidistas españoles en Ifni

 
 
 

Rombo de cuello, Aviación. Los de los paracaidistas incluían un pequeño paracaídas sobre el círculo rojo.


(A) Los cascos de salto, las "chichoneras", tuvieron una vida más larga de lo esperado.

 La llegada de los primeros cascos norteamericanos M-1 no los desplazó en bastante tiempo, siendo considerados imprescindibles en la escuelas.

 
Tanto en la escuela de Alcalá de Henares (Madrid), como en la de Alcantarilla (Murcia), los Junker T2B estaban siempre dispuestos.
 

La "chichonera" y el cuchillo eran los dos elementos imprescindibles para el salto (el cuchillo normalmente colgado para estar a mano era el arma auxiliar  para solucionar situaciones imprevistas ha sido sustituido en la BRIPAC por la navaja AITOR).

 

No obstante esta herramienta ha perdido el protagonismo del cuchillo (utilizado actualmente por los Zapadores) y es discutida, pero sigue siendo un elemento imprescindible.

Navaja de salto con cachas rojas. Actualmente suele llevarse en un bolsillo accesible. Sus modestas dimensiones pueden deducirse comparándola con el emblema del uniforme. Col: Iv. Pérez

 
 

Era habitual la utilización de rodilleras.

En 1955 estaba reglamentado descender armados con subfusil, nueve cargadores, con veintinueve balas cada uno, mas cuatro granadas de mano.

 

Un salto siempre supone un gran riego que requiere una gran habilidad y confianza.

 

En campaña contaban con "botes alimenticios" con tres raciones. La ración A, el desayuno: Café, azúcar, mantequilla, ocho galletas, caramelos y cinco cigarrillos rubios. Ración B: Chocolate vitaminado, una lata de conserva, queso de Roquefort, galletas, café, chicle y otros cinco cigarrillos.

Paracaidistas españoles durante unos ejercicios conjuntos, lanzándose con paracaídas franceses tipo "Guéneau 202". (Ver: Casco Francés Guéneau)

 
 

Ración C, para cenar: Más chocolate, más azúcar, más mantequilla, más chicle, más queso, más café, más galletas y otros cinco cigarrillos (total quince "Bubis" al día).

  Sección Avanzada Desembarco Aéreo (S.A.D.A.). Aeropuerto militar de Torrejón de Ardoz en 1980. Se protegen con casco de origen francés "Guéneau" Mº 50 2ª (1969) de color naranja de tela y corcho. Paracaidas EFA 65 "Papillón".
 

El casco de salto, la "chichonera·" protegía lateralmente. Se abrochaba con barboquejo sencillo de dos piezas y contaba con una protección de abrigo con orificios sobre los oídos, rematados con ojeteros metálicos.

 

Chichonera española. Cortesía: Intaria

 

Contaba con un par de orificios con ojeteros

 

Este tipo de casco, con ligeras (o no tan ligeras) variantes, fue empleado en diversos ejércitos. La solución del envolvimiento del cráneo con una banda amortiguadora resultaba efectivo y su construcción sencilla y económica. Fue adoptado para el entrenamiento en lugares dispares y unidades de creación coyuntural. (Ver: Casco Francés  Guéneau Mle 202).

Paracaidistas del escuadrón de la Guardia Republicana de Cochinchina (GRC, unidades entrenadas por el ejército francés como tropas auxiliares de pacificación) de Vietnam del Sur con un casco de fabricación local, basado en el modelo británico "Rubber", aunque de proporciones algo excesivas (también dispusieron de cascos semiartesanales parecidos a los británicos acolchados, más ajustados. para entrenamiento). Ver: Cascos Francés Guéneau de Entrenamiento Mº 202.

 

Fue adoptado también por los paracaidistas militares portugueses que se habían iniciado en Alcantarilla en 1955, España, de donde llevaron las piezas necesarias para equipar el nacimiento de la primera Unidad Paracaidista portuguesa.
 

 

Paracaidistas portugueses en Alcantarilla en 1955. Los paracaidistas que participaron en el cursillo desarrollado en el Aeródromo de Alcantarilla, Murcia, España, fueron equipados con las "chichoneras" que les fueron cedidas para su utilización en Portugal.

 

El paracaidismo militar fue ganando popularidad entre los jóvenes, lo que facilitó su reclutamiento, pero también se desarrolló una versión civil de esa actividad como deporte de aventura, que, en muchos casos, sería el primer paso hacia la profesionalidad.

Junio de 1961. Primeras alumnas españolas de paracaidismo deportivo.

 

A tal efecto apareció en Sevilla la primera Escuela de Paracaidismo Deportivo con inmediata aceptación por su calidad de deporte de riesgo, que sería imitada en otras ciudades.

Jóvenes sevillanas tomando clases de paracaidismo en el histórico aeropuerto de Tablada, Sevilla, en 1961. El casco utilizado es el reglamentario para saltos en la época, la chichonera de tela.


 

(B) Tras el empleo de un lote de boinas azules de fabricación francesa por los paracaidistas en las misiones en que participaron en la ONU en 2009, se creó cierta demanda de boinas similares, en color negro, por parte de algunos veteranos.

 

El Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME) prende la Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo a un veterano capitán de la BRIPAC el 26 de febrero de 2010 fecha en que la Brigada Paracaidista celebraba el 65º aniversario de su primer salto. El oficial condecorado se cubre con una boina negra de paracaidista de tipo francés.

 

La boina, conocida en el cuartel como "txapela", es la oficial y reglamentaria y la recibe todo recluta.

 

Boina negra de origen francés utilizada por algunos paracaidistas veteranos. Col: Iv. Pérez

 

 

(C) El riesgo de perder el casco de acero como consecuencia del salto y, en consecuencia, entrar en combate protegidos exclusivamente con el sotocasco, condiciona la forma de colocar los barboquejos de forma que el del casco de acero quede asegurado introduciéndolo por las "V" que forman el del sotocasco formando una eficaz fijación solidaria.

 

El barboquejo del casco de acero se asegura a la barbilla del paracaidista debajo del más complejo del sotocasco.

 

 

Sin duda los veteranos de esta fotografía conservada en el interesante y documentado Museo de la BRIPAC, como se aprecia, conocían perfectamente los riesgos de una sujeción inadecuada de los atalajes de su cascos M-1.

 

 

(D) Iniciado en los cascos de entrenamiento, se normalizó que los cascos de cada Compañía recibieran un brochazo de un color diferente a fin de facilitar su identificación y evitar su posible dispersión en el acuartelamiento.

Casco M-I de paracaidista, con el sotocasco marcado con un color azul claro y la referencia: T18. Col: G. Martínez.
 

En raras ocasiones, la procedencia de algunos de sus componentes es diversa, aunque el producto final no se altera.

   
 

Con color verde y referencia: "65" en un sotocasco de distinto origen.

  Se ha aprovechado la mentonera de un MI-C US. Col: G. Martínes.

(E) De una preciosa serie de cuatro láminas recortables sobre los paracaidistas del Ejército de Tierra:

1ª Bandera

1954

2ª Bandera

1957

3ª Bandera

1980

Banderas 1ª, 2ª y 3ª

1995

Ver Ficha Complementaria Casco Español M-I Paracaidista (2/5)

Ver Ficha Complementaria Casco Español M-I Paracaidista (3/5)

Ver Ficha Complementaria EZAPAC -Paracaidistas E. del Aire (4/5)

Ver Ficha Complementaria Casco Español M-I en el EA PA (5/5)  

Ver Ficha Complementaria Casco Español MARTE 04 BRIPAC  

 

FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA

VOLVER A ESPAÑA

Mº 21

SIN ALA

Mº 26 TRUBIA

CON ALA

30

CHECO

33

ITALIA

35 ALEMÁN

Mº 36

RUSO

Mº 38

EIBAR

Mº ADRIAN

FRANC / ITAL

FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA

Mº M-I

INFª MARINA

M-I

 PARAS

M-I

 MARINA

Mº TANQUES

Mº TALKER US

Mº AEROFONISTA

Z-42

Mº Z- 42/ 79

FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA
Mº 65 OTAN

Mº MARTE I

 01-85-86

MARTE I

 01-85-88

MARTE I

 01-85-88 B

MARTE I

01-85-89

MARTE II

02-85-89

MARTE II

 02-85-94

MARTE III

03-95

Mº MARTE IV

04-97

MARTE COMPARATª

FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA
CASCO DE CUBIERTA CASCO DE CUBIERTA C. TANQUES CVC Mº TC-3002 EZAPAC Mº MARTE 04 BRIPAC Mº M.I  EA  EJÉRCTº AIRE
FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA FOTO FICHA
Gª CIVIL TRÁFICO MOTORISTA POLICÍA TRÁFICO Gª CIVIL TRICORNIO
AFGANISTÁN ALEMANIA ARGELIA ARGENTINA AUSTRALIA AUSTRIA BÉLGICA BRASIL BULGARIA CANADÁ
CHECOSLOV. CHILE CHINA COREA-SUR

CUBA

DINAMARCA ESLOVENIA ESLOVAQUIA ESPAÑA FINLANDIA
FRANCIA G. BRETAÑA GRECIA HOLANDA HUNGRÍA IRAQ IRLANDA ISRAEL  ITALIA JAPÓN
MÉXICO NICARAGUA NORUEGA Nª ZELANDA PERÚ POLONIA PORTUGAL RUMANÍA RUSIA SINGAPUR
SUDÁFRICA SUECIA SUIZA TAILANDIA TAIWÁN U. S. A. VIETNAM YUGOSLAVIA

  PORTADA

HOME

INTRODUCCIÓN INTRODUCTION

COMENTAR

TO COMMENT

SABER MÁS LINKS